Blog Minituyo

Tienda Bebe

Primeros pasos del bebé

Uno de los momentos más bonitos que vivimos los padres son los primeros pasos de nuestros hijos.

¡Es un momento que recordaremos siempre! Os lo digo por experiencia.

También es cierto que una de las preguntas que más nos harán nuestros famililares, amigos, pediatras,etc… es:

¿A qué edad comenzó a andar vuestro hijo?

El proceso para andar normalmente pasa por diferentes etapas:

  • Primero, aprenden a dominar la posición de sentado entre los seis y los ocho meses.
  • El gateo llega entre los ocho y los diez meses.
  • Y por úlimo, ya se atreven a caminar. La horquilla para empezar a caminar es más amplia: entre los nueve y los 18 meses.

Pero ocurre que si nuestro bebé no pasa por alguna de estas etapas en la edad que le corresponde, los padres nos empezamos a agobiar o preocupar, y pensamos que a nuestro bebé le puede pasar algo.

Pero lo cierto es que ¡Cada bebé es un mundo!

¿Cómo estimular los primeros pasos del bebe?

En el caso de mi hijo mayor, no gateó, pasó de estar sentado tranquilamente como un pequeño buda a ponerse a andar. Y una vez que empezó a andar, decidió que también quería gatear. Era un bebé super tranquilo.

Nosotros hacíamos con él todo los ejercicios de estimulación que nos recomendaba la pediatra: Le cogíamos de las manitas para ponerle de pié, le poníamos sus juguetes favoritos cerca de él para que se desplazase… y un sin fin más de cosas. Recuerdo que le encantaba estar en su parque y mantita de actividades.

Se ponía de pie ( para esto el parque le venía fenomenal, porque se agarraba a la malla y se ponía de pie) Pero mi hijo, no se decidía a andar.

Todo el mundo alrededor nos decía: ¡Uy, este niño! ¿No tiene que empezar a caminar ya solito? ¿Le has llevado ya al pediatra? ¿Qué te ha dicho?

Además coincidió, que me quedé embarazada de mis segundos hijos cuando el mayor cumplió el añito, por lo que se iban a llevar muy poquito.

Recuerdo que cuando tenía 17 meses y el niño no quería andar, empecé a agobiarme. Pensaba que iba a tener 2 bebés más y necesitaba que cuando nacieran, el mayor ya anduviese solo.

Pues bien, un día cuando tenía poco más de 18 meses, en un centro comercial, se soltó de nuestra manita y se puso a andar. ¡Además a una velocidad increíble!

Mi marido y yo nos pusimos locos de contentos.

Con los segundos fue completamente distinto.

Ya teníamos la experiencia del primero, y no estábamos tan agobiados.

Hicimos también ejercicios de estimulación, porque aunque cada bebé lleve su ritmo, no quiere decir que les dejemos a ellos solos a que aprendan a andar, si no que hay que adaptarse a su ritmo y madurez. Carlos medio gateó, pero no mucho y a los 17 meses se soltó en el pasillo de casa. Un momento más para el recuerdo. Con Javi fue completamente distinto, al ser prematuro, desarrolló retraso madurativo e hipotonía ( el tono muscular lo tenía muy bajito). Esto significa que le llevaría un poco más de tiempo realizar las cosas.

Fue el único con el que utilizamos el arnés de los primeros pasos. A mí me ayudó mucho para la espalda, porque cierto es que cuando tus hijos empiezan a andar de la mano, la espalda de los padres sufre.

primeros-pasos del bebe

Javi se soltó de nuestra manita a los 25 meses. ¡Imaginaros nuestra alegría!

También aprendimos que no hay que hacer caso de lo que dice tu entorno, ni dejarse llevar por la presión social.

Está claro que es muy importante acudir a tu pediatra con cualquier duda, seguir sus consejos e indicaciones y poner todos los medios para que tu bebé se desarrolle. Pero sobre todo, respetar los ritmos de tu bebé.

Aquí os dejo unas pequeñas cuestiones a tener en cuenta para cuando vuestro bebé empiece a andar, explorar y tocar todo lo que haya por casa:

  • Forrar las esquinas de las mesas.
  • Tapar enchufes.
  • Retirar de su camino objetos que puedan resultar peligrosos.
  • Poner fuera de su alcance todo tipo de productos de limpieza, menaje de cocina, que el pequeño pueda coger.
  • Si se tienen escaleras en las que no haya una puerta, colocar barreras de seguridad. Asegúrate que la altura sea la correcta para que el bebé no pueda asomarse por encima y si es de barras que la separación entre ellas sea pequeña.

Asi pues, después de todo esto, desde Minituyo sólo os podemos dar el mejor consejo de todos:

¡Disfrutad mucho de esos momentos, son maravillosos!

1 Comentario

  1. Cierto! Momentos especiales e inolvidables….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*