Cuando un bebe entra a formar parte de nuestras vidas, uno de los cambios más importantes que se producen es el hábito de dormir durante la noche. Tanto tu sueño como el sueño del bebe se modifican y es duro coger una rutina.

Durante los primeros dos años, las horas de sueño de los papás baja de una forma considerable.

Si tienes suerte, existen casos en los que los bebes tienen desde el principio el hábito de dormir largos periodos durante la noche, pero la mayoría no son así.

Estoy hablando de las horas nocturnas porque son las que más nos afectan y las que más les cuesta coger a los bebes.

Cierto es, que cada ciclo de sueño es personal, y se va desarrollando en los bebés a la par que otras áreas como la hora de comer.

Creo que es importante, como siempre digo, respetar los ritmos de vuestro bebe.

¿Cómo debe de ser el sueño del bebe?

Un recién nacido suele dormir entre unas 16 o 17 diarias, dentro de las cuales se suele despertar cada 3 o 4 horas y permanecer despierto entre 1 y 2 horas. Bien, este dato es el oficial, pero si que es cierto que muchas veces es todo lo contrario. Están despiertos 16 o 17 horas, se suelen despertar cada hora y de milagro duermen 2 horas seguidas. Pero, aunque parezca una locura, puede ser normal.

Pensad que los bebes están aprendiendo a vivir y ahí entramos nosotros, los padres para enseñarles y guiarles.

Con mes y medio, es bueno que les vayáis guiando en sus patrones de sueño del bebe y sigan los ciclos de luz- oscuridad. Insisto que esto no es fácil, y lleva su tiempo, por eso es fundamental que marquéis unas rutinas del sueño.

Por ejemplo, las siestas de la mañana y tarde las puede hacer en el salón, y dejar sólo la habitación para dormir por la noche. Durante las siestas, el bebé debe percibir la luz del sol y habituarse a los ruidos cotidianos de la casa.

Pero crear hábitos a la hora de dormir, siempre adecuados a su edad, puede ayudarle a descansar bien, como respetar sus horarios de levantarse y acostarse, incluso los días de fiesta.

Aunque es a los 4 meses cuando el bebé se relaciona más con su entorno y ya intuye cuándo toca comer, dar un paseo, bañarse o dormir, los hábitos de la hora de dormir nocturnas los podéis hacer desde el principio.

Es muy importante que encontréis aquello que funcione mejor para vosotros. Encontrareis esa rutina que mejor le vaya a vuestro bebe. Ya que, por ejemplo, hay bebes / niños a los que la hora del baño en vez relajarse, les activa. En ese caso, el baño lo podéis adelantar o cambiar de hora del día. Y antes de dormir, hacer una rutina de aseo más sencilla.

¿Cómo elaborar una rutina antes de dormir a nuestro bebé?

Hay aspectos básicos que os pueden servir como guía para elaborar vuestra propia rutina antes de dormir:

  • Por la noche conviene que haya oscuridad y silencio, para que comience a distinguir el día de la noche.
  • A última hora de la tarde, en casa, una actividad / juego relajante. Si venís del parque o de una actividad fuera de casa, dedicar unos 10 – 15 minutos a que el pequeño se relaje.
  • Más o menos a la misma hora (esto lo iréis consiguiendo según vaya creciendo) un baño calentito. O la pequeña rutina de aseo que os comentaba antes.
  • Darle de cenar su biberón, papilla o purecito. Es muy probable que tomando el biberón se quede dormido en vuestros brazos, aseguraros de que expulse bien los gasecitos, para evitar molestias por la noche.

¿Dónde es más aconsejable que duerma mi bebé?

El tema de donde duerme el pequeño, si con los papás o en su propia habitación, es un tema muy personal. Aunque no impedirá que llegada la hora de sueño del bebe le dejéis en el lugar donde vaya a dormir.

En caso de que decidáis que dormirá en su propia habitación, os recomiendo que le acostéis en su propio cuarto lo antes posible. Sobre los siete u ocho meses aparece la etapa de la angustia de separación, que podría dificultar el cambio.

peluche para dormir

Peluche para dormir

Una vez, acostados hay niños que les encanta escuchar un cuento, una nana..

Les podéis poner sus muñequitos para que le hagan compañía.

Es aconsejable no quedarnos con él hasta que se duerma.

Tras cumplir el ritual, es mejor despedirnos y salir del cuarto para que concilie el sueño él solo.

Es posible que se despierte alguna vez por la noche y llore al encontrarse solo para reclamar nuestra presencia.

Es normal, porque le encanta estar con vosotros, se siente protegido…Aquí entra ya vuestro criterio cuando se presente la ocasión. Me refiero, si cogerle en brazos cada vez que nos reclama para dormir, esperar un poco por si se calma solito, acudir y calmarle sin cogerlo.

Lo que si os recomiendo es que no os dejéis guiar por lo que hacen otros bebes.

Os puede llegar a causar agobio.

Está bien escuchar opiniones de otros padres para coger ideas sobre como controlan ellos el sueño del bebe, pero cada bebe es distinto y tiene su propio desarrollo y adquiere de forma personal los hábitos y rutinas.

Lo importante es permanecer a su lado para guiarle y enseñarle lo mejor que sabemos, aunque a veces nos equivoquemos.

Más consejos de Minituyo:

Tarde de Parque · ¿Se puede viajar embarazada? · Dalsy o Apiretal