Blog Minituyo

Tienda Bebe

Etiqueta: bebes

Habitos de higiene infantil

¿Conoces cuáles son los habitos de higiene infantil que deberían tener todos nuestros hijos?

Cuando tenemos un bebé, una de las primeras cosas que empezamos a hacer es crear la rutina antes de dormir. Rutina que implica bañar al bebé y hacerle los cuidados que precisen (cuidado del ombligo, hidratar bien su piel con leche corporal, etc)

Según van creciendo, esa rutina se amplia, y debemos empezar a inculcar a nuestros hijos los habitos de higiene infantil diarios y obligatorios.

Dia mundial de lavado de manos

El pasado 15 de octubre fue el “Día mundial de lavado de manos”.

La verdad, es que me sorprendió bastante pues desconocía que existiese un día específico para ello. Pero la verdad, es que pensé, que es realmente importante la higiene, y más para los más peques de la casa.

Una frase popular asegura “Higiene es salud”. De hecho, se trata de un principio básico en la prevención de salud según el cual, es posible reducir el riesgo de contagio de numerosas enfermedades transmisibles con la aplicación de algunas medidas de aseo básicas.

Sin embargo, un informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia reveló que una tercera parte de la población mundial no implementa las medidas de higiene básicas, siendo los niños el colectivo más vulnerable.

No en vano los pediatras recomiendan inculcarles a los niños desde pequeños los habitos de higiene infantil que deben seguir a diario. Esto no solo mejorará su salud reduciendo el riesgo a enfermar, sino que también incidirá en su desarrollo haciendo que el pequeño sea más organizado, cuidadoso y autoexigente consigo mismo.

Además, aprenderán a preocuparse más por su apariencia personal y su salud, ganando en autonomía, autodisciplina y voluntad. También es un ejercicio estupendo para entrenar la constancia y el esfuerzo personal en la formación de hábitos y el cumplimiento de metas personales.

Cinco sencillos habitos de higiene infantil de aseo diario obligatorios.

  1.  Cepillarse y mantener limpio el cabello

    El cabello, al igual que el resto de la piel, se ensucia con mucha facilidad debido al polvo del ambiente y las secreciones del cuero cabelludo. Por eso, es importante lavarlo con frecuencia y cepillarlo diariamente para estimular la salud capilar y mejorar su aspecto. Se trata de unos de los hábitos de aseo diarios más elementales que el niño deberá aprender tan pronto como adquiera las habilidades motoras básicas. Al inicio ni siquiera es importante que el niño se cepille o lave bien el cabello ya que se trata de un ejercicio que requiere entrenamiento. Lo esencial es que conciencie las ventajas que le reporta este sencillo hábito de higiene personal, mientras lo ayudas a obtener mejores resultados.

  2.  Cepillarse los dientes

    Introducir el hábito del cepillado dental a edades tempranas es vital para garantizar una óptima salud bucal en el niño. De hecho, es la única manera para prevenir muchas de las enfermedades dentales como las caries, la halitosis y algunos problemas en las encías. Lo ideal es que a partir de los 3 años ellos solos sean capaces de cepillarse los dientes, aunque durante los primeros meses necesitarán vuestra revisión constante. Es importante que realicen el cepillado desde las encías hasta los dientes, de manera circular y sin ejercer demasiada presión para no dañar el esmalte dental. Este ejercicio deberán repetirlo después de cada comida y antes de irse a la cama.

  3.  Lavarse las manos

    Se trata de unos de los hábitos de higiene diarios más importantes pues basta para prevenir enfermedades como la tuberculosis, la neumonía, el cólera, la influenza y las infecciones gripales. Ten en cuenta que las manos son la principal herramienta de trabajo de los niños por lo que es usual que las pasen por superficies contaminadas y luego, cuando se las llevan a la boca o a los ojos, trasladan en ellas las partículas infecciosas que pueden enfermarlos. De hecho, las estadísticas indican que los niños que se lavan más las manos enferman menos que los que no tienen este hábito. Por eso, cuanto antes le enseñes a lavarse bien las manos, mejor. Eso sí, es importante que aprendan a lavárselas durante al menos 30 segundos, sobre todo después de jugar, ir al baño, toser o tocar superficies sucias.

  4.  Limpiarse y cortarse las uñas

    Mantener las uñas bien cortas y limpias es una garantía de salud. Básicamente, debajo de las uñas se acumulan las bacterias y virus procedentes de las superficies que los niños tocan constantemente. Por eso, mientras más cortas, menos probabilidades habrá de que alberguen suciedad. Aunque más allá del tamaño, también es esencial mantenerlas limpias. Y cuanto antes le enseñes esto a tu hijo, mejor. Si es mayorcito puedes enseñarle a que se corte solo las uñas, pero si es pequeño será mejor que se las cortes tú para evitar accidentes. En cualquier caso, debes enseñarle cómo mantener las uñas limpias, puedes darle un pequeño cepillo de celdas suaves para que se las limpie cuando se lave las manos.

  5.  Ducharse

    Probablemente se trata del hábito de higiene diario más importante ya que mientras el niño se ducha, elimina de su piel los restos de suciedad e infección. Ten en cuenta que la piel está expuesta todo el día a los agentes contaminantes del entorno, a las superficies sucias y a las secreciones que ella misma produce, como el sudor y la grasa corporal. Por eso, es importante limpiarla, al menos una vez al día, para eliminar la suciedad y las toxinas, permitiendo que los poros transpiren mejor. Se trata de un hábito que ayuda a prevenir enfermedades como la gripe, la sarna y el acné, a la vez que mejora la apariencia personal y la sensación de bienestar en el niño.

Estos son cinco habitos de higiene infantil de aseo diario obligatorios, que estaría fenomenal, empezasen a adquirir vuestros hijos desde pequeño.

Claro está que, al principio, seréis vosotros quiénes los realicéis.

Pero poco a poco, ellos irán aprendiendo e incorporando de forma natural a su rutina diaria.

Más consejos de Minituyo:

¿Por qué los bebés se destapan? · Trámites de Nacimiento: ¿Qué pasos hay que seguir cuando nace un bebé? 

3, 2 , 1  ¡¡¡ Fuera pañal !!!

Mes de julio, mes de las rebajas, para muchos el mes de sus tan ansiadas vacaciones y para algunos peques de la casa:

¡El mes en el que se despiden del pañal!

¿Por qué les quitamos el pañal en verano?

La principal razón es porque muchos en septiembre empiezan el cole y SI O SI tienen que ir sin pañal.

Mi hijo mayor nació en el mes de Diciembre, por lo que cuando empezó el cole no tenía ni los tres años. Y claro tocó fuera pañal.

En esa primavera recuerdo que ya en la guardería me empezaron a comentar el tema.

Y yo pensé: ¡Pero si no tiene ni dos añitos y medio!.

Pero bueno, nos lo dijeron en la guardaría, y empezamos operación fuera pañal.

La Operación Pañal ¡ Fuera pañal !

Al principio todo fue un auténtico fracaso.

Mi hijo no estaba preparado para dejar el pañal, y terminó la guardería con el pañal puesto.

Fue en agosto cuando volvimos a probar, pero ya sí que sí por la presión absoluta de que en un mes empezaba el cole.

Al principio costó un poco, pero conseguimos que fuese al cole sin él.

Eso sí, tuve que hacer una inversión importante en ropa interior y pantaloncitos de cambio, porque durante los tres primeros meses de cole, le tuvieron que cambiar en muchas ocasiones porque había tenido algún escape e incluso en los siguientes cursos de infantil también tuvo.

Después de tener a los mellizos y pasar por otras dos operaciones de fuera pañal más, ( a ellos se los quité primero a uno y luego a otro) he llegado a la conclusión de que hacemos madurar demasiado pronto a nuestros pequeños.

No sé si habéis oído alguna vez que los primeros años de nuestros hijos pasan volando y que cuando te quieres dar cuenta ya se han hecho mayores.

Pues bien, yo creo que es porque les exigimos mucho desde bien pequeños y cada vez más.

Creo que cuando queremos enseñarles a tener autonomía, a que aprendan a hacer las cosas ellos solitos, para que descubran, experimenten y se desarrollen como personas, mucha veces caemos en el error de robarles parte de su infancia, inocencia y al final el tiempo que necesitan para vivir cada momento.

Muchas veces, nos encanta presumir de que nuestros hijos empezaron a andar a los 10 meses, que si fíjate que ya come solito, se viste solito.

Y ¿Por qué no aprovecharnos de que todavía quieren hacer esas cosas con nosotros mientras son bebes, niños pequeños, y las disfrutamos con ellos?

Ojalá supiéramos y pudiéramos dedicar más tiempo a disfrutar con nuestros hijos cada etapa que van pasando.

No se si estáis en el momento de quitar el pañal, pero si lo estáis, no prestéis tanta atención a los miles y tan dispares consejos que os dan y escuchar a vuestro hijo.

Como siempre digo respetad su ritmo lento y maravilloso.

Y si estáis y no está yendo como vosotros queréis, mi más sincero consejo, tranquilos, todo llega a su debido tiempo ¡Creedme que he pasado por ello!

Hoy me he puesto nostálgica, será porque mis dos pequeños cumplen 7 añitos ya.

¡¡¡ El tiempo vuela !!!

Otros consejos de Minituyo:

Golpe de calor en los más pequeños de la casa · Primeros pasos del bebé · Cuando los hijos te echan un pulso y tú debes de responder

La Alimentacion de los Bebes

La alimentacion de los bebes durante su primer año es fundamental para su crecimiento.

En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, pero existen alternativas utilizadas en la lactancia con biberón, y además hay que comenzar a introducir alimentos sólidos en su dieta.

La alimentacion de los bebes en su primer año.

Lactancia materna

La leche materna proporciona la alimentación ideal al lactante y contribuye a un crecimiento y desarrollo favorables. Reduce la incidencia y gravedad de las enfermedades infecciosas, protege al niño de ciertos tipos de alergias e intolerancias alimentarias, se ajusta en todo momento a las necesidades del bebé, y contribuye a que la relación entre madre e hijo sea más cercana.

Se recomienda iniciar la lactancia materna lo antes posible (en la primera hora de vida tras el nacimiento).

Al nacer, el niño suele encontrarse muy despierto, favoreciendo dicha situación un buen enganche y succión del recién nacido, que a su vez estimula la liberación de las hormonas implicadas en la producción y secreción de leche.

No se aconsejable utilizar pautas rígidas de alimentación. El bebé ha de mamar a petición suya y de manera frecuente (cada dos o tres horas los primeros días).

En pocas semanas, las tomas se espaciarán espontáneamente. Cuando la lactancia materna no es posible, la lactancia artificial es una buena alternativa para alimentar al niño.

Lactancia con biberón

Las leches para lactantes (en el envase llevan el número 1) constituyen un alimento adecuado durante los 6 primeros meses de vida.

En cualquier caso, el pediatra os indicará en qué momento deben producirse los cambios en la alimentación del bebé.

El biberón se ofrecerá cuando el niño tenga hambre (aproximadamente cada 3-4 horas), y la cantidad dependerá de sus necesidades. Recordad que las indicadas en los envases son sólo orientativas.

Para preparar el biberón, añadir un cacito raso de leche en polvo por cada 30 ml de agua (utilizar el cacito específico incluido en el envase). En caso de usar agua mineral, seleccionar aquellas con bajo contenido en sales.

A partir de los 6 meses de vida, se utilizarán las leches de continuación (en el envase llevan el número 2), adaptadas a las nuevas necesidades nutricionales del bebé.

A partir de los 4-6 meses de edad, se introducirá la alimentación complementaria.

Introducción de alimentos sólidos

La incorporación de cada nuevo alimento debe realizarse por separado, dejando varios días entre uno y otro.

Se ofrecerán pequeñas cantidades, aumentándolas a medida que el niño se acostumbre al sabor. La pauta de introducción de cada alimento no es fija, sino que presenta pequeñas variaciones, dependiendo de la experiencia del pediatra y el ritmo de crecimiento y desarrollo del bebé:

  • Cereales. Los cereales sin gluten (arroz y maíz) pueden introducirse entre los 4 y 6 meses. Se preparan disueltos en leche materna, leche de continuación o agua. Los cereales con gluten (avena, cebada, centeno y trigo) no deben incorporare antes de los 6-7 meses.
  • Frutas. Las primeras papillas de frutas incluirán manzana, plátano, naranja o pera, y se ofrecerán entre los 4 y 6 meses. Las frutas con mayor probabilidad de desencadenar alergias (fresa, melocotón…) no han de darse antes del año de vida.
  • Verduras y hortalizas. La patata, la zanahoria, las judías verdes o el calabacín pueden incorporarse a partir de los 6-7 meses. Al elaborar el puré, es posible añadir un chorrito de aceite de oliva, pero no es aconsejable condimentar con sal. Las espinacas, las coles, el repollo o la remolacha no deben introducirse antes del noveno mes.
  • Carne. El pollo, la ternera y el cordero a partir de los 6-7 meses. se incluirán progresivamente en el puré de verduras. El cerdo se dará más adelante.
  • Pescado. No debe introducirse antes de los 9-10 meses, debido a su alta capacidad alergénica. Comenzar añadiendo pescado blanco cocido al puré de verduras.
  • Huevos. La yema de huevo cocida puede ofrecerse a partir de los 9-10 meses. La clara o el huevo entero no se incorporará hasta los 12 meses. Se recomienda no dar al bebé más de 2 o 3 huevos a la semana.
  • Legumbres. A los 15 – 18 meses. Se introducirán en pequeñas cantidades.
  • Leche de vaca. Las leches de continuación son adecuadas hasta los 2-3 años, pero a partir de los 12 meses el niño puede tomar leche entera de vaca. Los derivados lácteos (yogur, queso…) también pueden formar parte de la alimentación del bebé.

Esperamos que esta pequeña guía os haya orientado un poco sobre la alimentacion de los bebes y sobre todo cuando introducir los principales alimentos en la dieta de vuestro bebé.

Recordad que debéis seguir siempre las indicaciones de vuestro pediatra y consultarle cualquier duda que tengáis.

Más consejos de Minituyo:

Golpe de Calor en los más pequeños · Primeros pasos del bebé · ¿Cómo enseñar a los niños a recoger los juguetes?

Golpe de calor en los más pequeños de la casa

Esta semana nos enfrentamos en muchas comunidades autónomas a una ola de calor, con temperaturas que alcanzan los 40º.

Este año llevamos ya unas cuantas, no sé cuando llegue agosto a qué nos enfrentaremos.

Pero lo cierto, que una de las cosas más peligrosas que nos puede pasar es un golpe de calor, sobre todo  si le ocurre a los más pequeños de la casa, ya que los bebés no regulan su temperatura y son muy sensibles dichos cambios.

Pero incluso en los niños un poco más mayores hay que tener un especial cuidado, de que deben de estar bien hidratados siempre, y nosotros como padres, debemos de ofrecerles beber agua a menudo ya que ellos no siempre se acuerdan.

Los medios de comunicación, las autoridades, los servicios sanitarios, siempre nos advierten que durante estas olas de calor tan sofocantes, no salgamos con los niños a la calle en las horas centrales del día, pero hay ocasiones en los que no te queda más remedio, como yo por ejemplo, que les recojo del colegio a las 15:30h.

Así pues, lo que hago es que siempre llevo una botella de agua de 1,5 litros fría conmigo y cuando salen, me aseguro de que beban ( despacito, no todo de golpe) y les mojo la nuca, la cabeza y las muñecas, evitando así el golpe de calor que les puede provocar a esas horas del día.

Porque, aunque vivo cerca del cole, tengo que ir andando y esto les aliviará un poco el calor.

Esto es un “truco de mami” pero como es una cosa muy seria, os queremos dejar estas recomendaciones que hace el Ministerio de Salud y los síntomas de un golpe calor en los niños, para que si notáis algo raro, sepáis cómo actuar.

Síntomas del golpe de calor en niños.

La mayoría de golpe de calor tienen lugar en días soleados, pero también se pueden producir a la sombra y en días bochornosos.

Entre los síntomas más comunes que afectan a los bebés y a los niños, podemos citar:

  • Irritabilidad e incomodidad.
  • Piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho y axilas.
  • Calambres musculares.
  • Agotamiento, cansancio y debilidad.
  • Mareos, náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Desmayos o pérdida de consciencia.
  • Deshidratación.

¿Cómo actuar frente al golpe de calor en un bebé?

Si notas que tu bebé presenta algunos de estos síntomas, debes actuar de la siguiente forma:

  • Suministrar suero casero (como la limonada alcalina) o agua al bebé. La limonada alcalina se puede preparar con la mezcla de un litro de agua, el zumo de dos limones, un poco de sal, una cucharada de bicarbonato sódico y azúcar al gusto.
  • Ofrecer leche del pecho al bebé lactante.
  • Llevar al bebé a un lugar fresco y ventilado, o con aire acondicionado.
  • Quitar toda la ropa al bebé.
  • Duchar al bebé con agua fresca.
  • Dejar que el bebé descanse En el caso de que el bebé no responda a estas animaciones, conviene buscar orientación médica inmediatamente.

¿Cómo prevenir a mi hijo de un golpe de calor?

Los golpes de calor se pueden prevenir:

  • Ofreciendo líquidos (agua o zumos naturales) a los bebés y niños, con frecuencia.
  • Ofreciendo el pecho a demanda al lactante.
  • Realizando varias comidas ligeras a lo largo del día y a ser posible frescas o a temperatura ambiente.
  • Bañando a tu hijo con más frecuencia.
  • Realizando actividades más relajadas a los niños.
  • Manteniendo a los más pequeños protegidos del sol, principalmente en las horas de más calor.
  • Procurando estar en lugares frescos y ventilados.
  • Vistiendo a los bebés con ropa ligera, de algodón.
  • Evitando estar mucho tiempo dentro del coche.

Esperamos que os haya servido de ayuda.

Si tenéis alguna recomendación más o algún suceso parecido, no dudéis en contárnoslo y cómo lo solucionasteis para así poderle ser de gran ayuda a padres con este mismo problema.

No olvidéis disfrutar del verano con vuestros hijo pero con la máxima protección.

Más consejos Minituyo:

Primeros pasos del bebé · ¿Cómo enseñar a los niños a recoger los juguetes? · Tramites nacimiento: ¿Qué pasos hay que seguir cuando nace un bebé?

Cosas de bebes – Donde caben 2… ¿Caben 3?

Esta semana una clienta. ¡Nos ha pedido ayuda! 😱 Necesita una lista de cosas de bebes imprescindibles para la llegada del nuevo miembro de la familia.

¿Cómo organizamos nuestra lista de cosas de bebes imprescindibles?

Va a ser mamá este verano, y vive con su pareja en un piso de 50m2 con solo 2 habitaciones.

Una de ellas la utiliza cuando vienen sus padres de visita, por lo que se estaba planteando la duda de: ¿Qué cosas de bebes serán totalmente necesarias para cuando llegue a nuestras vidas?

¿Qué cosas de bebes serán totalmente necesarias para cuando llegue a nuestras vidas?

¿Cómo podría ella convertir esta segunda habitación en la habitación del bebé sin tener que prescindir de ella totalmente para que sus padres pudieran seguir viendo de visita?

Ella es consciente de que le encantaría tener las mil y una cosas para bebes que existen hoy en dia para facilitarnos la dura labor de ser padres, pero sabe que todo eso no le cabría en su piso, por mucho tetrix que hubiese jugado en su infancia.

Así que, acudió a Minituyo y le elaboramos una lista de productos básicos y recomendaciones basadas en sus necesidades.

Después, mediante alguna llamada teléfonica y alguna que otra foto enviada a través de WhatsApp, conseguimos encontrar todo lo que necesitaba ajustándonos perfectamente a sus gustos:

  • Cuna (0m+) : Puedes colocar un cojín antivuelco los primeros meses, así tu bebé estará más cómodo. Con cajones en la parte inferior o espacio paracoloracar cajas de almacenaje.
  • Cuna de Viaje (2 alturas): Perfecta para la casa de los abuelos y los viajes.
  • Hamaca (0m+) 
  • Trona (6m+): Las tronas de viaje son muy prácticas. Las puedes colocar en cualquier silla, ya sea en la cocina o en el comedor de tu casa.  Y no tienes que tener un espacio específico para ellas. Además te las puedes llevar donde quieras.
  • Bañera ligera (0m+) 
  • Asiento Bañera (6m+) 
  • Colchón Cambiador: Para colocar encima de una cómoda con cajones en su habitación.
  • Humificador: Para colocar en su habitación, sobretodo en los meses de invierno.
  • Manta de Actividades: Antes de comprarla, os aconsejamos medir bien el espacio donde la queréis colocar. Suelen medir 85x85cm o 90x90cm. También que sea fácil de plegar y poder dejarla a un ladito del salón. Es una opción muy buena para la lista de regalos.

Desde aquí le deseamos lo mejor con su pequeño Luca.

Tras esta bonita experiencia, hemos pensado que estaría genial compartir vosotros esa pequeña lista de cosas de bebes que hicimos para ella.

cosas de bebes

Estamos seguras de que os vendrá bien para coger ideas.

Y ya sabéis, si queréis personailizarla 100% a vuestras necesidades, no tenéis más que poneros en contacto con nosotros a través de nuestro servicio de PERSONAL SHOPPER. Os atenderemos encantadas por teléfono o WhatsApp (+34) 659 162 598 o bien a través del  mail info@minituyo.com

¡¡¡Feliz semana!!!