Blog Minituyo

Tienda Bebe

Etiqueta: lactancia

Lactancia materna. ¿Cómo lograr que la lactancia sea un éxito?

Si estás embarazada o tienes un bebé, seguro que la lactancia materna es un tema que te interesa. Escuchamos sobre ella desde antes de quedar embarazada, pero cuando llega el momento no siempre logramos tener todo claro. Acá hablaremos sobre todo lo necesario para que tu experiencia sea un éxito, pero sobretodo sea satisfactoria para ti y para tu bebé.

EL ABC DE LA LACTANCIA.

Lactancia Materna a demanda

Lo primero que debes tener claro es que somos mamíferas, lo que significa que dar pecho es normal y natural. Lo más importante es prepararte, y no me refiero físicamente. Debes estar informada, esa es la manera más eficaz de lograr una lactancia plena y feliz.

Al comienzo, amamantar puede parecer abrumador. Por eso es vital entender que es un proceso natural al que el bebé y tu deben acostumbrarse. Con el tiempo dar pecho será simple y sin contratiempos.

LAS CLAVES DE LA LACTANCIA.

  • Mientras más pronto ofrezcas pecho mejor: Lo ideal es que el bebé pueda mamar durante la primera hora luego del parto. Su instinto de succión es intenso lo que ayudará a implementar la lactancia de manera eficaz.
  • Lactancia Materna a libre demanda: El ritmo lo marca el bebé. Olvídate del reloj y los horarios. Dale pecho cada vez que el bebé llore o lo busque. Si estás en la calle y no te sientes muy cómoda dando pecho en público, puedes usar unos fulares para cubrirte.
  • A mayor succión mayor producción: Tu producción de leche está ligada a la succión de tu bebé. Si le das pecho a tu bebe a libre demanda tendrás producción suficiente.
  • No tienes que darle de los dos pechos en cada toma: Deja que el bebé mame de un mismo pecho durante toda la toma hasta que lo suelte. La leche materna tiene varias fases, la primera es más ligera y sirve para hidratar, mientras que la última es más grasa con más calorías lo que lo dejará satisfecho. Puedes ofrecerle el otro pecho luego de que suelte el primero.
  • Cuida lo postura de tu bebé: El bebé debe tener la postura correcta al momento de la toma. Esto evita problemas de succión y daños en tu pecho. Para mayor comodidad tanto para ti como para el bebé, lo ideal es utilizar un cojín de lactancia.

MITOS Y REALIDADES DE LA LACTANCIA.

Lactancia materna

La lactancia materna está rodeada de mitos que hacen que a las madres se les complique dar pecho a sus hijos.

  • Las madres con pechos pequeños no pueden amamantar. FALSO. No importa el tamaño de los pechos ya que ahí no se almacena la leche materna. Esta se produce a medida que el bebé succiona.
  • La madre debe hacer una dieta estricta. FALSO. Los alimentos que consume la madre no llegan al bebé.
  • No todas las mujeres pueden producir leche suficiente. FALSO. Todas las mujeres pueden producir suficiente leche y de buena calidad. La clave está en ofrecer el pecho a demanda.
  • Al volver al trabajo se debe dejar la lactancia. FALSO. La vuelta al trabajo no tiene por qué significar el abandono de la lactancia materna. Puedes continuar si implementas un banco de leche materna. Para eso necesitas un extractor y los envases donde será almacenada.

TEN CONFIANZA EN TI MISMA.

Tu puedes hacerlo. Es nuestra naturaleza dar pecho. La confianza en que lograrás hacerlo te ayudará a conseguir una lactancia ideal. Recibir el apoyo de tu pareja y familia será reconfortante y satisfactorio.

Al comienzo puede resultar agobiante y difícil, pero es una etapa que pasará pronto para luego continuar con una lactancia materna exitosa. Lo más importante es que te sientas cómoda para que tu bebé también lo este.

Es una etapa maravillosa que pronto atesorarás, por eso disfrútala.

La Alimentacion de los Bebes

La alimentacion de los bebes durante su primer año es fundamental para su crecimiento.

En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad, pero existen alternativas utilizadas en la lactancia con biberón, y además hay que comenzar a introducir alimentos sólidos en su dieta.

La alimentacion de los bebes en su primer año.

Lactancia materna

La leche materna proporciona la alimentación ideal al lactante y contribuye a un crecimiento y desarrollo favorables. Reduce la incidencia y gravedad de las enfermedades infecciosas, protege al niño de ciertos tipos de alergias e intolerancias alimentarias, se ajusta en todo momento a las necesidades del bebé, y contribuye a que la relación entre madre e hijo sea más cercana.

Se recomienda iniciar la lactancia materna lo antes posible (en la primera hora de vida tras el nacimiento).

Al nacer, el niño suele encontrarse muy despierto, favoreciendo dicha situación un buen enganche y succión del recién nacido, que a su vez estimula la liberación de las hormonas implicadas en la producción y secreción de leche.

No se aconsejable utilizar pautas rígidas de alimentación. El bebé ha de mamar a petición suya y de manera frecuente (cada dos o tres horas los primeros días).

En pocas semanas, las tomas se espaciarán espontáneamente. Cuando la lactancia materna no es posible, la lactancia artificial es una buena alternativa para alimentar al niño.

Lactancia con biberón

Las leches para lactantes (en el envase llevan el número 1) constituyen un alimento adecuado durante los 6 primeros meses de vida.

En cualquier caso, el pediatra os indicará en qué momento deben producirse los cambios en la alimentación del bebé.

El biberón se ofrecerá cuando el niño tenga hambre (aproximadamente cada 3-4 horas), y la cantidad dependerá de sus necesidades. Recordad que las indicadas en los envases son sólo orientativas.

Para preparar el biberón, añadir un cacito raso de leche en polvo por cada 30 ml de agua (utilizar el cacito específico incluido en el envase). En caso de usar agua mineral, seleccionar aquellas con bajo contenido en sales.

A partir de los 6 meses de vida, se utilizarán las leches de continuación (en el envase llevan el número 2), adaptadas a las nuevas necesidades nutricionales del bebé.

A partir de los 4-6 meses de edad, se introducirá la alimentación complementaria.

Introducción de alimentos sólidos

La incorporación de cada nuevo alimento debe realizarse por separado, dejando varios días entre uno y otro.

Se ofrecerán pequeñas cantidades, aumentándolas a medida que el niño se acostumbre al sabor. La pauta de introducción de cada alimento no es fija, sino que presenta pequeñas variaciones, dependiendo de la experiencia del pediatra y el ritmo de crecimiento y desarrollo del bebé:

  • Cereales. Los cereales sin gluten (arroz y maíz) pueden introducirse entre los 4 y 6 meses. Se preparan disueltos en leche materna, leche de continuación o agua. Los cereales con gluten (avena, cebada, centeno y trigo) no deben incorporare antes de los 6-7 meses.
  • Frutas. Las primeras papillas de frutas incluirán manzana, plátano, naranja o pera, y se ofrecerán entre los 4 y 6 meses. Las frutas con mayor probabilidad de desencadenar alergias (fresa, melocotón…) no han de darse antes del año de vida.
  • Verduras y hortalizas. La patata, la zanahoria, las judías verdes o el calabacín pueden incorporarse a partir de los 6-7 meses. Al elaborar el puré, es posible añadir un chorrito de aceite de oliva, pero no es aconsejable condimentar con sal. Las espinacas, las coles, el repollo o la remolacha no deben introducirse antes del noveno mes.
  • Carne. El pollo, la ternera y el cordero a partir de los 6-7 meses. se incluirán progresivamente en el puré de verduras. El cerdo se dará más adelante.
  • Pescado. No debe introducirse antes de los 9-10 meses, debido a su alta capacidad alergénica. Comenzar añadiendo pescado blanco cocido al puré de verduras.
  • Huevos. La yema de huevo cocida puede ofrecerse a partir de los 9-10 meses. La clara o el huevo entero no se incorporará hasta los 12 meses. Se recomienda no dar al bebé más de 2 o 3 huevos a la semana.
  • Legumbres. A los 15 – 18 meses. Se introducirán en pequeñas cantidades.
  • Leche de vaca. Las leches de continuación son adecuadas hasta los 2-3 años, pero a partir de los 12 meses el niño puede tomar leche entera de vaca. Los derivados lácteos (yogur, queso…) también pueden formar parte de la alimentación del bebé.

Esperamos que esta pequeña guía os haya orientado un poco sobre la alimentacion de los bebes y sobre todo cuando introducir los principales alimentos en la dieta de vuestro bebé.

Recordad que debéis seguir siempre las indicaciones de vuestro pediatra y consultarle cualquier duda que tengáis.

Más consejos de Minituyo:

Golpe de Calor en los más pequeños · Primeros pasos del bebé · ¿Cómo enseñar a los niños a recoger los juguetes?

© 2019 Blog Minituyo

Tema por Anders NorenArriba ↑