Es de todos conocido que el uso del chupete proporciona al bebé un placer similar al de mamar, a la vez que le ayudará a conciliar el sueño, lo tranquilizará y le satisfará su deseo innato de succión.

Sin embargo, su uso no se recomienda durante las tres primeras semanas de vida, debido a que puede confundir al bebé a la hora de tomar el pecho materno.

¿Cuál es el mejor chupete para mi bebé?

Existen dos tipos de chupete, en cuanto a composición se refiere: látex y silicona.

  • El chupete de látex tiene cierto gusto característico y no se rompe fácilmente (por ser flexible y por tanto resistente, elástico y de color entre ámbar y amarillo). Sin embargo, tiende a hincharse con facilidad y absorbe los olores, razón por los cual, ha de sustituirse más a menudo.
  • El chupete de silicona es de material blando y elástico, no absorbe los olores ni los sabores y es muy suave al tacto, transparente, fácil de limpiar y no se deforman ni decoloran a pesar de su uso continuado (es decir son resistentes y duraderos).

    Chupete de latex Chupete de silicona

    Chupete de látex / Chupete de silicona

Respecto a la forma de la tetina del chupete los hay de diferentes formas y tamaños.

  • Aquellos de forma anatómica imitan la forma del pezón y se adaptan mejor a la anatomía de la boca del bebé (parece ser que aseguran el desarrollo  natural del paladar infantil). En niños adictos al chupete es mejor optar por esta tetina (más pequeña y menos peligrosa para la dentición).
  • Los de forma cereza o de forma esférica son más clásicos. Ahora bien, por su gran volumen pueden causar ciertas malformaciones.
  • Los que tienen forma de gota (similares a una gota de agua) son ovalados y no deforman el paladar.
tetina del chupete

Tetina del chupete

Es importante señalar que la base de la tetina es  conveniente que impacte lo menos posible sobre la boca y mandíbula del bebé y que propicie a la colocación correcta de la lengua.

La Seguridad del chupete

En cuanto a la seguridad:

  • Debe comprobarse que los chupetes sean de una sola pieza.
  • Tenga sus bordes redondeados.
  • Debe de llevar una anilla de seguridad para retirarlo y sujetarlo en cualquier momento.
  • Una tetina menor de 3,3 cm.
  • Una base de al menos 4,3 cm. con orificios laterales para facilitar la respiración (antiahogo).
  • Debe de ser flexible para evitar roturas (después de su uso hay que asegurarse que la tetina no haya sido dañada por los dientes del pequeño).

Por otra parte, el chupete ha de adaptarse a la boca del bebé provocando su mínima apertura.

No debe ejercer presión alguna sobre el paladar y adaptarse a la forma de la lengua.

Es muy importante que el chupete tenga una cápsula protectora que mantenga la tetina esterilizada y protegida por la suciedad.

Todos los chupetes deben cumplir con las normas reconocidas de seguridad.

Como padres debéis tener en cuenta que la utilización del chupete por encima de los dos años puede dar lugar al desplazamiento del maxilar superior hacia delante (comúnmente llamado protrusión o mordida abierta) lo que conllevará a que cuando tu bebé cierre la boca, los dientes superiores no coincidirán con los inferiores pudiendo repercutir posteriormente en la masticación y a la pronunciación.

Por último, debemos señalar que los bebés que usan con asiduidad el chupete suelen ser más propensos a las infecciones de oído, debido a que segregan más saliva. Por eso, es recomendable que el uso del mismo sea siempre moderado y llegado a los 2 años de edad retirárselo.

En este punto, existen miles de trucos que cada mamá y papá sabrá emplear porque son los que mejor conocen a su peque.

Pero mi consejo de madre de hoy es que desde un principio, acostumbréis a vuestro hijo a que el chupete no es algo imprescindible para ellos, e intentéis no calmarle siempre utilizando el chupete.

En Minituyo podrás encontrar una gran variedad de chupetes y artículos para chupetes como Chupetes Personalizados, Porta Chupetes o Sujeta Chupetes chupete personalizado

Más consejos de Minituyo:

Silla Isofix, la seguridad de los más pequeños · 3, 2 , 1 ¡¡¡ Fuera pañal !!! · Golpe de calor en los más pequeños de la casa