Quizá sea una de las preguntas que toda futura mamá se llega a hacer en un momento de su embarazo, ya sea para irte de vacaciones o simplemente una escapada de fin de semana. ¿Puedo viajar embarazada?

Salvo en embarazos de riesgo, la respuesta es sí.

Pautas para viajar embarazada

Pero es importante que tengas en cuenta una serie de pautas que debes cumplir antes de realizar el viaje.

Debes mantener informado a tu médico de tu viaje y escuchar todas sus pautas y consejos.

Además, si te encuentras bajo algún tipo de tratamiento recuerda llevar contigo siempre las recetas necesarias.

Estudia el destino donde te vayas a alojar y apunta la dirección de todas las infraestructuras médicas más cercanas, por si necesitases acudir por algún tipo de urgencia.

Durante los primeros meses, no habrá problema de que elijas un destino lejano, pero a partir del séptimo mes no es muy aconsejable.

Seis semanas antes de salir de cuentas no te alejes a más de dos horas del lugar del parto.

Prioriza los destinos en los que no te tengas que exponer demasiado al sol, ya que puedes sufrir manchas de embarazo.

¡Conciénciate con este tema!

¿En qué trimestre es más recomendable viajar embarazada?

El primer trimestre es el más delicado para viajar, ya que si sufres algún tipo de náuseas, se pueden incrementar.

Si este es tu caso, pregunta a tu ginecólogo sobre algún comprimido inocuo para el bebé que ayude a mitigarlas.

Con mi hijo mayor, viajé en el primer trimestre a Estambul, y pese a que me lo tomé con mucha calma, si que es cierto que me sentía muy cansada y a mitad del día necesitaba descansar al menos una hora.

Durante el segundo trimestre, es cuando por lo general te encontrarás en el mejor estado para viajar.

Las náuseas, con suerte, habrán desaparecido, el embarazo ya se encuentra bien establecido, disminuyendo así el riesgo de aborto espontáneo. Además, todavía no habremos ganado tanto peso como para sentirnos incómodas durante el viaje.

Embarazada de los mellizos viajé a Londres, en el comienzo del segundo trimestre. Me sentía fenomenal y disfruté muchísimo del viaje, porque no tenía náuseas y aún no me sentía especialmente pesada.

Respecto al tercer trimestre, probablemente hayamos perdido buena parte de nuestra agilidad y el aumento de peso conllevará algunas molestias que nos harán pensarnos dos veces el hecho de pasar un largo tiempo en un medio de transporte que nos impida movernos libremente.

El cansancio propio de esta etapa, te llevará a escoger destinos cercanos y muy relajados.

En mi caso, con el primer embarazo, hice alguna escapadita, pero en el segundo, al ser gemelar y por tanto de riesgo, mi médico me recomendó no realizar ninguno.

La mayoría de las futuras mamás sufren calor, lo que acentúa el fenómeno de transpiración y favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, además de sufrir de los comunes problemas de piernas pesadas, así como el aumento del riesgo de la aparición de estrías, aún hidratándote adecuadamente.

Te recomendamos los lugares con mar, la natación y el caminar serán deportes ideales.

¿Cuál es el medio de transporte ideal para viajar embarazada?

Los anteriores consejos son para que procures viajar segura y evites sustos indeseados (como un posible aborto o parto prematuro). Pero todavía nos falta lo más importante, ¿Qué medio de transporte es el más adecuado?

Coche

Si viajes en coche, puedes conducir tú, pero cuando no conduzcas siéntate en la parte trasera y ponte el cinturón de seguridad por debajo del vientre (también existen unos cinturones especiales para embarazadas).

Estar sentada durante mucho tiempo estando embarazada es agotador, por lo que se aconseja parar cada dos horas.

Si puedes, te recomendamos que circules por vías rápidas en lugar de hacerlo por carreteras secundarias.

Avión

viajar embarazada aerolineas Es uno de los transportes más utilizados, ya que en ocasiones se convierte en el único.

Si se trata de viajes de largo recorrido tendrás que informarte para saber si la compañía con la que viajas te permite volar embarazada.

Te recomiendo que evites permanecer sentada demasiado tiempo, levántate y camina para disminuir los problemas circulatorios.

Hidrátate continuamente, se aconseja beber un litro de agua por cada cinco horas de vuelo.

El avión es el transporte menos brusco y más cómodo, pero a partir de los siete meses de gestación no se aconseja para un viaje largo.

Te recomiendo que lleves siempre un certificado médico con la fecha teórica del parto, ya que para muchas compañías aéreas se convierte en un requisito imprescindible para poder subir al avión.

Autobús

Particularmente, no os recomiendo utilizar para viajar embaraza.

El autobús no suele tener baño, y si lo tiene será muy estrecho.

No se te permitirá pasear por el pasillo, ya que es peligroso al existir el riesgo de perder el equilibrio.

Las posibilidades de movimiento son muy reducidas y las paradas a demanda propia prácticamente imposibles.

Barco

Puede que el viaje elegido sea un crucero.

Te aconsejamos que te informes bien que la naviera que realiza el crucero te permite viajar con ellos, pues en alguna de ellas no está permitido viajar embarazada, ya que eso supone tener personal médico especializado. Y no todas disponen de dicho personal.

Finalmente, ten en cuenta que para viajar embaraza es primordial que seas consciente de tu estado, ya que será determinante para tomar una decisión u otra.

Si estás embarazada y has emprendido o vas a emprender un viaje, cuéntanos tu experiencia. ¿ Cómo te has sentido? ¿Algún consejo particular?

Más consejos de Minituyo:

Operación salida ¿Cómo entretener a los hijos en el coche?  ·  ¿Qué chupete es el mejor para mi bebé?  · La Alimentacion de los Bebes